El cáncer de próstata en etapas tempranas no presenta síntomas, por eso, es una de las principales causas de muerte en hombres, pues su detección generalmente se realiza en etapas muy avanzadas.

Sin embargo, con la prueba de sangre del antígeno prostático (PSA) se detecta en etapas tempranas el cáncer de próstata, lo que permite que el especialista te brinde el tratamiento adecuado para evitar complicaciones.

<h3>¿Quién y cuándo hacerse el PSA?</h3>

Se sugiere que la prueba del antígeno prostático se realice una vez año. Deben realizarla los hombres a partir de los 40 años.

El cáncer de próstata en etapas avanzadas sí presenta síntomas, por lo que si tienes algunos de los siguientes, es importante que consultes a un especialista:

-Problemas al orinar: flujo urinario lento, débil, o necesidad frecuente de orinar, especialmente en la noche.

-Sangre en la orina o semen

-Dificultad para lograr la erección

-Pérdida del control de la vejiga o de los intestinos

-Debilidad o adormecimiento en piernas o pies

-Dolor en cadera, columna vertebral, tórax

Ante cualquiera de estos signos, visita a tu especialista. Recuerda que la detección temprana evita complicaciones futuras, por lo que una prueba del antígeno prostático anual puede salvar tu vida.

Fuente: https://www.cancer.org/