La detección del cáncer de mama no debe tener un trágico final, si se detecta a tiempo tenemos muchas posibilidades de disfrutar una larga vida. Los médicos nos sugieren hacer una autoexploración de las mamas cada mes con el fin de detectar cualquier anomalía para acudir inmediatamente con un especialista.

Al hacer la autoexploración aprendemos a conocer nuestro cuerpo, por lo que seremos las primeras en ver si las mamas tienen el mismo tamaño, forma y color de un mes a otro. Si tenemos alguna inflamación o alteración.

Observa que tus senos no presenten inflamación, bultos en la piel, salpullido o enrojecimiento. Revisa que no presenten hoyuelos o arrugas y que los pezones no estén hacia adentro (pezón invertido) o un color diferente.

<h3>¿Cómo me hago la autoexploración?<h/3>

Es muy sencillo, sólo debes observar que no se presenten algunos de los aspectos que acabamos de mencionar mientras realizas los pasos siguientes:

1. Párate frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mírate las mamas. Luego levanta los brazos y fíjate si ves alteraciones.

2. Fíjate que de los pezones no salga ningún líquido (sangre, líquido transparente, lechoso o amarillento)

3. Acostada, palpa el seno derecho con la mano izquierda. Utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente. Procura tocar de esa manera toda la mama. Haz esto mismo pero ahora con el seno izquierdo utilizando tu mano derecha. También revisa tus axilas para verificar que no tengas abultamientos en ellas.

4. Repite el paso anterior pero ahora estando de pie, el brazo del lado del seno que estás revisando debes mantenerlo en alto. Muchos sugieren que este paso lo realices mientras te bañas porque la piel mojada y resbaladiza permite una mejor revisión

Como ves, no es tan difícil hacerte la autoexploración mensual, procura hacerla alrededor del día 7 después de tu periodo. Y recuerda, si notas algo anormal, acude inmediatamente con el especialista para que recibas tratamiento a la brevedad.